Periodismo de Analisis

lunes, 3 de julio de 2017

GÉNESIS DE LOS FALSOS POSITIVOS EN COLOMBIA

Mis lectores para iniciar el análisis de este espinoso tema, es bueno empezar por determinar a qué se le considera un falso positivo en Colombia, o el conjunto de hechos y noticias que puso este vocablo en boca de todos los colombianos, los cuales iniciaron con las denuncias realizadas por el personero del Municipio de Soacha, Luis Fernando Escobar franco, también el entonces senador de la republica Gustavo Petro, afirmaba que el responsable de los falsos positivos fue el gobierno nacional, debido a una directiva ministerial firmada por el entonces ministro de defensa Camilo Ospina Bernal, en la cual pagaban a cada militar un incentivo de $ 3.800.000 pesos m/l ,por cada guerrillero o paramilitar dado de baja.  
Los falsos positivos en Colombia hacen referencia a las denuncias realizadas en el año 2008, , sobre la participación de miembros de la fuerzas militares , en el asesinato de civiles inocentes , y posteriormente hacerlos pasar por guerrilleros dados de baja en combates, buscando con esto presentar resultados ante la opinión pública, dentro del marco de la  - seguridad democrática – impulsado por el entonces presidente de la república, Álvaro Uribe Vélez, en el código penal colombiano a este hecho se le denomina ejecuciones extrajudiciales.
Todo indica que los jóvenes eran atraídos por promesas de empleo y la oportunidad de una vida mejor, lo que indica que esta actividad poseía una logística dirigida por alguna entidad que hasta la fecha los organismos de justicia del estado no han determinado con precisión, si fue una política oficial o miembros de la fuerza pública que de forma independiente, buscando los incentivos económicos o de tipo personal, pusieron en marcha estas acciones.

De todas formas dejamos a su libre albedrio como lector las palabras del relator especial de la ONU, para las ejecuciones arbitrarias el señor – Philip Alston – el 27 de mayo del 2010 “Mis investigaciones encontraron que miembros de las fuerzas de seguridad de Colombia perpetraron un número significativo de ejecuciones extrajudiciales en un patrón que se fue repitiendo a lo largo del país... Aunque estos asesinatos no fueron cometidos como parte de una política oficial, encontré muchas unidades militares comprometidas con los llamados «falsos positivos», en los cuales las víctimas eran asesinadas por militares, a menudo por beneficio o ganancia personal de los soldados... Generalmente las víctimas fueron atraídas bajo falsas promesas por un reclutador hasta una zona remota donde eran asesinadas por soldados, que informaban luego que había muerto en combate y manipulaban la escena del crimen
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario